VIAJERA AZUL

 

El poeta

Viajera celeste que en el fondo de la sima preparas tus nobles atuendos para encontrarte conmigo en el desierto. Yo siguiendo voy esta sombra  que sale de mi cuerpo, por un camino que nadie ha frecuentado. Callados van mis ojos, callados los ruidos de mis pasos, sólo el polvo se levanta cuando paso. Cuando llego al pie de una montaña, voz y llanto de un niño golpea las rocas de polvo no cubiertas. No sé si alejando o acercando me voy de tu mirada, extranjera azul, tú que en alguna parte ya me esperas, como la oscuridad espera al día.

 

La Viajera

 

¿De quién es la voz que allá tirita, de quién la sombra que doblada se queda en una esquina? Estira sus brazos como si hablara con el aire, mas el viento, mientras intenta dar un paso, de sus negros pelos hacia atrás lo jala. Sus piernas soñolientas, como pegadas a la tierra lo retienen, y sus ojos como desterrados paradigmas, miran la sombra extraña, que desde el fondo de la ruta le hace un gesto. 

El viaje de Maria Hortencia, Lima, noviembre 2013
El viaje de Maria Hortencia, Lima, noviembre 2013
 

 

Es una novela apasionante, quien la coge ya no la deja. Es admirable cómo nuestro autor maneja la tensión dramática, aunada a una prosa fluida, natural. Sus personajes, entre reales e irreales, aparecen y desaparecen dejándonos un hao de misterio, como ese enigmático jinete y otros que se insinúan posibles asesinos del padre de Hortensia. Inolvidable ese general que aparece como salido de Cien años de soledad. Todo un símbolo del poder en un sistema que corroe nuestra sociedad. Porfirio Mamani Macedo con esta entrega marca una huella singular en el espectro de la narrativa peruana última (Óscar Colchado Lucio).

 

 

Amour dans la parole, Paris, octubre, 2013
Amour dans la parole, Paris, octubre, 2013

 

AMOR EN LA PALABRA

 

Despierto con el día para estar contigo en el camino. No hay distancia entre nosotros dos. Te ofrezco mis ojos y mi sombra, mis brazos y mi aliento. No hay distancia entre nosotros. Nuestros brazos son largos como el tiempo; nuestro cuerpo, transparente como el aire. Cruzamos los valles y los bosques, oímos cantar a los pájaros, el fluir del agua, y corremos entre las ramas que se mueven. Sentimos el calor de la mañana y hundimos nuestro cuerpo en el agua cristalina del lago que siempre nos espera.

 

Puede comprarlo AQUI

 

AMOUR DANS LA PAROLE

 

Je me réveille avec le jour pour être avec toi en chemin. Il n’est pas de distance entre nous deux. Je t’offre mes yeux et mon ombre, mes bras et mon souffle. Il n’est pas de distance entre nous. Nos bras sont aussi longs que le temps; notre corps transparent comme l’air. Nous traversons les vallées et les bois, nous entendons chanter les oiseaux, le fleuve qui s’écoule et nous courons parmi les branches qui se meuvent. Nous éprouvons la chaleur du matin et nous plongeons notre corps dans l’eau cristalline qui nous attend toujours.

Traduit de l'espagnol(Pérou) par Max Alhau

 

 

 

 

Comentarios: 0